Las mujeres originarias y la transformación energética desde sus tradiciones culinarias: 2do curso-taller de deshidratación de alimentos de la mano de los pueblos

 
El 2do curso-taller de deshidratación de alimentos de la mano de los pueblos, organizado por Unidad de Apoyo a las Comunidades Indígenas (UACI), en colaboración con el Centro Universitario de Tonalá, forma parte de una serie de cursos-talleres enfocados a la transformación energética y la recuperación de los recursos naturales dentro de los pueblos originarios.
 
Este jueves 13 de junio, se realizó el segundo curso-taller dedicado a la deshidratación de alimentos de la mano de pueblos originarios, en las instalaciones de la junta vecinal de la Floresta del Colli. Fue organizado por la Unidad de Apoyo a las Comunidades Indígenas en colaboración con el Centro Universitario de Tonalá por parte del Dr. Alberto Coronado Mendoza Director del Instituto de Energías Renovables, el Ing. Jerónimo Rodríguez Armenta Responsable del Huerto Urbano del CUTonalá y la Dra. Mónica Patricia Camas Nafate quién impartió este curso-taller.
 
En esta segunda edición, de una serie de talleres enfocados a la transformación energética desde las tradiciones culinarias, precedido por un taller de cocina solar, se llevó a cabo la elaboración de un sazonador de alimentos natural tomando como base verduras deshidratadas.
 
Dentro del proceso de elaboración del sazonador, la Dra. Mónica Camas explicó que se muestra como una alternativa a sazonadores comerciales que contienen altos porcentajes de grasas y glutamato monosódico. Por lo que uno de los propósitos del taller fue el aprovechamiento de ingredientes de origen natural, pero que además tengan una mayor capacidad de conservación, ya sea para consumo propio o para su comercialización como una forma de generar ingresos.
 
Asimismo, se mostró que también es posible realizar diversas preparaciones y recetas tomando como base frutas deshidratadas, tal como son las tisanas y aguas saborizadas que suelen tener un costo elevado en su versión comercial ya preparadas y que además cuentan con una gran cantidad de azúcar añadida como conservador, cuestión que es evitable en su preparación desde la deshidratación de las frutas ya que las frutas frescas suelen tener un menor costo que las ya deshidratadas.
 
Además de los beneficios ya mencionados, la utilidad de deshidratar los alimentos es evitar el desperdicio de los mismos y poderlos utilizar de forma más sustentable, ya que al deshidratar los alimentos se elimina el agua en ellos y así su predisposición a ser huéspedes de hongos y bacterias, puesto que sin agua no les es posible reproducirse, aunado a que este proceso no afecta el valor nutrimental de los alimentos, de acuerdo con la Dra. Mónica Camas.
 
El taller fue impartido a mujeres purépechas originarias de Michoacán, se encontraban presentes María Hernández González, Jazmín Elizabeth Ortega Hernández, Esperanza Pérez Ruiz, María del Carmen Gabriel y Martina Menocal Chávez, así como Eusebia Santiago Olivares de Veracruz.
 
Esperanza Pérez Ruiz, mencionó como parte de esta experiencia que “es muy importante aprender esto por qué a veces las cosas que tenemos como fruta o verdura las tiramos y de esta manera las aprovecharíamos y podríamos enseñarles a los demás compañeros”.
 
Destacó la participación de los alumnos de 6to semestre de la Ingeniería en Energía del Centro universitario de Tonalá, Keny Parisheck Salazar, Maya Xel-Ha Callejear Aguirre, Aida Yolanda Jimenez Romero, Edgar Salvador Zaragoza y Katia Guadalupe López Murillo, quienes resaltan que:
 
“Es muy importante implementar la tecnología de una cocina solar ya que la sociedad se puede beneficiar económicamente puesto que aprovechamos al máximo los alimentos así como la energía solar” (Keny Parisheck) y “Este tipo de experiencias las debemos expandir en la Red Universitaria y llegar a las comunidades indígenas para poderles enseñar este proceso de energía solar y nunca dejarlas de lado” (Edgar Salvador Zaragoza).
 
Este curso-taller no será el último impartido, ya que se encuentra planeado un taller más como parte de estas actividades de transformación energética desde las tradiciones culinarias de los pueblos originarios.
 
 
Atentamente
“Piensa y Trabaja”
“30 Años de la Autonomía de la Universidad de Guadalajara y de su organización en Red”
Guadalajara, Jalisco, 14 de Junio de 2024
Texto: Triana de León
Fotografía: Servando Alvarado, Jerónimo Durán y Darío Robles.